Novedades
Loading...
cientificos-celulas-madre
celulas madre
cordon-umbilical-celulas-madre
avances-celulas-madre

Células madre para reducir síntomas del mal de Parkinson

16:31
Sin daños en los tejidos cerebrales ni inflamación. Esa es una de las principales cualidades de una nueva terapia con células madre para tratar el mal de Parkinson.

La nariz fue la vía elegida por los investigadores de la Universidad de Tübinger, en Alemania, para administrar el tratamiento. Sus resultados, sorprendentes: se logró recuperar hasta en un 68% las funciones motoras, afectadas por esta enfermedad que se caracteriza por producir temblores involuntarios y rigidez en los músculos.
celulas madre parkinson
Aunque aún se desconocen las causas que producen el mal de Parkinson, se sabe que la enfermedad ocurre cuando mueren las neuronas de la sustancia nigra, una estructura ubicada en el tronco cerebral. Estas células son las encargadas de producir la dopamina, un neurotransmisor que controla los movimientos involuntarios y cuya ausencia explicaría las alteraciones que caracterizan a esta enfermedad. Cuando las personas presentan los primeros síntomas visibles y acuden al médico, el 70% de estas células ya están destruidas.

Los investigadores seleccionaron ratones de laboratorio, a los cuales les hicieron una pequeña herida en el cerebro, en la zona donde se ubican las células dopaminergética, para imitar el daño cerebral que tienen las personas con Parkinson. Posteriormente y a través de la nariz, les insertaron células madre de la médula ósea. Al cabo de cuatro horas, la mayoría de ellas se había desplazado hacia el cerebro, ubicándose principalmente en la corteza cerebral, el hipocampo, el cerebelo y el tronco cerebral.

En esta última zona, las células madre llegaron a la zona nigra, donde dieron origen a neuronas productoras de dopamina, las cuales reemplazaron a aquellas que estaban muertas. Esto hizo aumentar los niveles de dopamina en los ratones que recibieron el tratamiento, los cuales experimentaron una mejora de un 68% en sus funciones motora, según el estudio publicado en la revista Rejuvenation Research.

La mayoría de las células madre que se alojaron en el cerebro fueron capaces de mantenerse vivas al menos por seis meses.

No invasivo

Según los autores, al no ser invasivo, el tratamiento no produce los traumas e inflamación que sí produce la aplicación de células madre mediante inyecciones, el método que se usa en la actualidad.

Lusine Danielyan, investigadora de la Universidad de Tübinger y líder del estudio, explicó que las células madre son administradas en la entrada de la nariz para que el individuo las inhale con la respiración. "Ni siquiera tiene que insertar una pipeta en la fosa nasal. Las células se inhalan de forma automática", agrega. Esto permite repetir el procedimiento hasta alcanzar niveles terapéuticos óptimos.

Aunque los ratones se tragaron una parte de las células aplicadas mediante esta técnica, una porción significativa en términos terapéuticos logró llegar hasta el cerebro. "Este estudio demuestra por primera vez la eficacia terapéutica de la aplicación de células madre en el cerebro por vía intranasal", destaca el estudio en sus conclusiones.

En la actualidad el mal de Parkinson es tratado principalmente con medicamentos orales que simulan la función de la dopamina. El nuevo método está comenzando a ser utilizado por otros grupos científicos de Estados Unidos, China, Corea y Holanda para el diseño de tratamientos para otras enfermedades como el mal de Alzheimer. (diario.latercera.com)
 
Ver más / ver menos