Novedades
Loading...
cientificos-celulas-madre
celulas madre
cordon-umbilical-celulas-madre
avances-celulas-madre

Células madre para la rodilla

16:42
En los últimos tiempos, la aplicación clínica rutinaria de las células madre se ha limitado única y exclusivamente a los trasplantes de médula ósea y a la aplicación de sangre del cordón umbilical, en donde residen células madre hematopoyéticas, para el tratamiento de diversos cánceres hematológicos.

No obstante, los más recientes ensayos clínicos experimentales con este tipo de células podrían cambiar este panorama en un futuro próximo. Hay dos campos de la medicina regenerativa en los que los tratamientos experimentales con células madre son especialmente prometedores, tanto como para que la idea de que se hagan un hueco en la práctica clínica diaria sea algo cada vez más realista.

celulas madre rodilla

Estos dos campos prometedores de la medicina regenerativa se encuentran tanto en el tratamiento de las enfermedades de la piel como en el tratamiento de enfermedades de huesos y articulaciones. Ambos siguen en fase experimental en humanos, pero los resultados que se están obteniendo invitan a un razonable optimismo.

Debido a ello, algunos médicos han optado por adelantar estos tratamientos en la práctica clínica, aun cuando la ciencia sigue intentando perfeccionar estas terapias y se encuentra todavía valorando sus posibles riesgos y beneficios. Por ello, otros médicos se han pronunciado en contra de esta euforia y prefieren que sean los cautelosos ensayos clínicos los que tengan que decidir el futuro de estas terapias en la consulta médica.

Pese a todo, donde hay euforia y expectativas, el dinero manda. De entre todas las aplicaciones experimentales de las células madre que se han embarcado en la aventura de la práctica clínica rutinaria destaca una por su éxito entre las clínicas privadas en España: la aplicación de células madre para el tratamiento de lesiones y enfermedades de la rodilla.

Existen varias razones por las que la aplicación de las células madre para la rodilla está cosechando éxito en las clínicas y transmitiéndose de boca en boca. La principal razón es que los problemas articulares de la rodilla son muy frecuentes en la población y la mayoría de tratamientos médicos convencionales para tratarlos (especialmente aquellos en los que el cartílago está afectado) son sintomáticos y se centran en aliviar el dolor y la inflamación.

Como, además, muchos de estos problemas se convierten en dolencias crónicas, el paciente suele buscar con insistencia un tratamiento que pueda poner fin a su problema de rodilla. Así, más tarde o temprano, le llegan noticias de un tratamiento prometedor con células madre en clínicas privadas que incluso han probado deportistas famosos.

Otra razón de peso para su popularización es que la obtención y aplicación de las células madre en la rodilla suele realizarse con técnicas sencillas, lo que facilita su uso en clínicas sin necesidad de grandes recursos. Si a todo ello unimos la buena prensa que tienen las células madre y las esperanzas que hay depositadas en ellas, no es de extrañar que estos tratamientos hayan traspasado los ensayos clínicos.

¿Qué sabemos, por el momento, de la terapia celular para el tratamiento de problemas de rodilla?

-La aplicación en humanos de esta terapia celular está limitada a células madre adultas o condrocitos provinientes del propio paciente (origen autólogo) para evitar así el rechazo. Existen múltiples estudios clínicos de casos individuales o pequeños grupos de casos en los que se ha evidenciado cierta mejoría. Se han realizado ensayos clínicos grandes (cientos de personas) que demuestran la seguridad a medio plazo (varios años) de ciertas terapias celulares.

-En múltiples modelos animales, como en ratas y en cabras, se ha demostrado seguridad y eficacia en el tratamiento de ciertas enfermedades de la rodilla, como la artrosis, y se ha observado regeneración de cartílago y hueso. 

-En la actualidad, existen muchos ensayos clínicos en marcha para la evaluación de la seguridad y eficacia clínica de la terapia celular para diversos problemas de rodilla. Como ejemplos más cercanos:
En el Hospital Universitario La Paz de Madrid, por ejemplo, están evaluando la seguridad y utilidad de distintos tipos de células para defectos de la rodilla.
En el Hospital General Universitario de Alicante, llevan evaluando esta técnica desde 2010 y son ya más de 100 pacientes los tratados con células madre mesenquimales para diversos problemas de rodilla.

¿Qué no sabemos de la terapia celular para problemas de la rodilla?

-Se desconoce cuál es el mejor tipo y origen celular para tratamientos definidos de la rodilla. Las células más utilizadas en la actualidad son las células madre mesenquimales, pero estas poseen diferentes orígenes (médula ósea, grasa, etc.) que influyen en su actividad terapéutica. 

-Se desconoce la eficacia terapéutica en humanos de las células madre para enfermedades concretas de la rodilla y si esta eficacia es de mayor magnitud que otras estrategias terapéuticas convencionales como la cirugía.

-Se desconocen cuáles son las mejores técnicas de aplicación de las células madre y si es mejor cultivarlas para expandirlas antes de su aplicación o no. Tampoco se sabe cuáles son las mejores condiciones de cultivo para potenciar su posible eficacia.

-Se desconocen los riesgos a largo plazo de la aplicación de células madre en problemas de rodilla. Al ser un tratamiento tan reciente, no se tiene prácticamente experiencia sobre cuáles pueden ser sus efectos después de más 5 años.

En síntesis, sólo los ensayos clínicos nos permitirán saber el grado de eficacia de estas nuevas terapias, para qué problemas de rodilla son efectivas, cuáles son las células más adecuadas y cuáles son los riesgos a largo plazo. Además de todo ello, también nos permitirán separar el grano de la paja y elegir aquellas estrategias terapéuticas celulares que puedan ser más efectivas.

No hay que olvidar que aquellos que aplican estas células madre en la consulta privada se están lanzando a una aventura médica. Si todo sale bien, y los ensayos clínicos respaldan los beneficios terapéuticos de las células madre, serán considerados pioneros en unos años.

Pero las aventuras también conllevan riesgos y es importante que los pacientes sean conscientes de este hecho para que puedan decidir con total libertad. Al fin y al cabo, la cautela y el riesgo son las dos caras de la moneda que han hecho avanzar a la medicina, aunque la segunda implique más disgustos que la primera y es por ello que sea menos deseable. (E. Samper blogs.elpais.com)
 
Ver más / ver menos