Novedades
Loading...
cientificos-celulas-madre
celulas madre
cordon-umbilical-celulas-madre
avances-celulas-madre

Rejuvenecimiento facial con células madre

19:55
El procedimiento consiste en la extracción de tejido graso del paciente mediante una liposucción, que posteriormente es centrifugado para obtener una capa densa y rica en células madre. Posteriormente, este tejido es infiltrado por debajo tanto del periostio como de los músculos faciales 
Rejuvenecimiento facial con celulas madre

Esta técnica pionera de rejuvenecimiento facial a través de la infiltración de células madre del propio paciente, ha sido llevado a cabo por cirujanos plásticos del Hospital USP San Jaime de Torrevieja (Alicante).

Mario Márquez, responsable del Área de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del hospital USP San Jaime, ha explicado que la técnica es infiltrar células madre extraídas de la grasa del propio paciente, "consiguiendo así que aumente el tejido adiposo y la segregación de colágeno de forma permanente".

"El uso de la grasa propia supone una alternativa firme ante otros métodos más invasores de reconstrucción y rejuvenecimiento facial", ha dicho el especialista.

Otro punto a favor de esta técnica es que no deja cicatrices y no contempla el riesgo de rechazo, lo que reduce las posibles complicaciones que puede tener el paciente después de una intervención con cirugía más agresiva.

Las células madre son capaces de reparar y regenerar tejidos envejecidos o dañados, por lo que son utilizadas en tratamientos de reparación y reconstrucción.

Este tipo de células reducen la mortalidad de los fibroblastos, responsables del mantenimiento de la piel, debido a que tienen la propiedad de segregar colágeno, una de las principales sustancias en todos los tratamientos de rejuvenecimiento facial.

Apunta el investigador que gracias a eso, se consigue que aumente el tejido adiposo y la segregación de colágeno, el cual permanecerá en los tejidos.

Solo un par de horas dura la intervención, no se requiere de ingreso hospitalario y está indicada para pacientes con signos de envejecimiento leve o medio, con secuelas de labio leporino, para la corrección de cicatrices (por ejemplo del acné) o para algunos casos de cirugía reparadora que requieren de una reconstrucción muscular.

Esta técnica también permite la reconstrucción de las estructuras naturales de la cara, la relajación de la frente y pómulos más luminosos.

Fuente: laverdad.es
 
Ver más / ver menos